Posted

Raghu: ¿Puedes hablar acerca de cómo cultivar la compasión para así volvernos más amables con nosotros mismos y con otros?

Ram Dass: Hemos vivido nuestras vidas con imágenes negativas de nosotros mismos, desde la niñez, y hemos construido sobre esas imágenes y vuelto a construir sobre ellas, y se convirtieron en cargas muy pesadas. Estos pensamientos sobre nosotros son una parte de nuestro ego, y se manifiestan a través de nuestros roles de hijo o esposo, esposa, sustentador de la familia, todos esos roles. Se construyen sobre pensamientos como, “No soy honrado”, “No soy agradable”, “No soy bueno” – todas esas imágenes negativas. Una vez que te identificas con tu alma comienzas a saborear el amor en tu verdadero ser, en tu corazón espiritual, y es distinto a todos los amores que jamás has tenido. Simplemente es diferente; es amor incondicional.

Ahora tienes la claridad y la perspectiva para poder ver tu encarnación desde el punto de vista del alma – te da una vista panorámica de tu encarnación. Solo entonces puedes desarrollar compasión, primero por ti mismo y luego por otros.

Cuando ves a alguien que está sufriendo generalmente piensas y luego actúas desde tu mente, “Debo acudir a él”. Pero desde la perspectiva del alma sabes que alguien está sufriendo, pero también reconoces que el sufrimiento es parte de todos nosotros. En otras palabras, cuando te identificas con tu alma todos son parte de nosotros. No tienes una reacción de, “Voy a ayudar a esa persona” – es como una mano sacando la otra mano del fuego. Todo es parte del mismo cuerpo. Eso es verdadera compasión.
Una parte de esa alma es el testigo; y el testigo ve tus pensamientos y tu ego. “Ahí va mi ego otra vez…” Luego se da esa interacción de los pensamientos con los que estamos identificados y cuando me doy cuenta de que estoy identificado con un pensamiento digo, “¿Qué estoy haciendo aquí?” Y soy testigo de eso.

Por ejemplo, en el caso de las relaciones, cuando te enojas y te frustras con la otra persona piensas, “Oh, Dios mío, ¿cómo llegué aquí? ¿Qué hice? ¿Qué estoy haciendo aquí?” En el momento que noto ese tipo de pesadez me doy cuenta de que solo es mi mente. Cuando ves las circunstancias desde el lugar de un testigo puedes invitar a la otra persona a entrar en esa espaciosidad, “¿Qué estamos haciendo? Nuestra relación no nos está alimentando.”

Mediante esa espaciosidad y mediante la perspectiva del testigo ves a la otra persona como un alma y la compasión por esa persona se intensifica. Debes darte cuenta de que cuando entramos del más allá —cuando nacimos— había personas alrededor nuestro – hay una madre y un padre y un doctor, una enfermera; y todos están ocupados con sus roles. Por esa razón, juegan un papel en nuestra identificación con un rol: “Yo soy el rol de bebé.” Incluso si tu último nacimiento fue como un Alto Lama a ellos no les importa — “¡Este es NUESTRO bebé! ¡Ñam Ñam Ñam!” Desde esa perspectiva pasamos por bebé, niño, adolescente… y los roles pesan mucho sobre nosotros, tal como lo hacen en una relación.

Cortas con eso yendo hacia adentro —no hacia afuera— y alcanzas el alma; así nada más, eso es todo lo que tienes que hacer. No tienes que cambiar a la otra persona, por más que eso sea lo que quieras hacer, porque es desagradable. Mejor, solo quédate con el testigo.

Raghu: Entonces, el testigo es el punto de apoyo para ser más compasivo y una vez que te identificas con eso y estás dentro de tu corazón espiritual tienes una oportunidad de ser más amable contigo y con los otros. Sabes, me encanta algo que me dijiste hace un tiempo relativo al trato con la mente, dijiste, “¿Sabes lo que yo hago? Amo mis pensamientos a morir.”
Ram Dass: Y hago eso porque cuando me frustro todo eso amarga mi corazón y no vale la pena; entonces simplemente digo, “Amo mis pensamientos. Los amo a morir.”

Raghu: Ese es el máximo acto de compasión hacia ti mismo.

 

– Extracto del reciente Retiro Online de Compasión & Adversidad con Ram Dass, Sharon Salzberg & Jai Uttal, transmitido desde Lumeria Maui.

 

Photo via Purple Sherbet Photography via Flickr. Used under the creative commons license.

Spanish Articles

Comments

comments


Help Support These Teachings

If you enjoyed Siendo más amable contigo mismo, please support our efforts to continue making teachings from Ram Dass and friends accessible to all. As Ram Dass says, "When you see the beloved all around you, everyone is family and everywhere is love." Learn more >


I would like to make a contribution of:


Please do not use the back button or click submit more than once while your order is processing.


If you would like to donate via mail, please send a check to:
Love Serve Remember Foundation
2355 Westwood Blvd. #130
Los Angeles, CA 90064

LSRF is a 501(c)(3) nonprofit organization. Contributions are tax deductible as allowed by law.